LA LINDE, 7-2016.

Alrededor de la Arqueología:

 

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA DOCUMENTACIÓN GRÁFICA EN ARQUEOLOGÍA

 

Pilar Mas Hurtuna.  Arqueóloga, Especialista en dibujo arqueológico. mailto: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

 

Fig1

 

 

RESUMEN: En este artículo presentamos un esbozo de reflexiones en torno a la documentación gráfica en arqueología y más concretamente a los objetos arqueológicos. En la actualidad estamos ante una serie de cambios tecnológicos y de lenguajes gráficos por lo se que requeriría un mayor esfuerzo de reflexión sobre los conceptos básicos: qué es la documentación, técnicas, normativa y profesionalización.


PALABRAS CLAVE: Documentación gráfica en arqueología, conceptos básicos, técnicas, normativa, profesionalización.

 

ABSTRACT: In this paper we present an outline of reflections on the graphic documentation in archaeology and more specifically to archaeological objects. Today we are facing a series of technological changes and graphical languages so it would require a greater reflection on the basic concepts: what is documentation, techniques, normative and professionalization.


KEY WORDS: Graphic Documentation in Archaeology, basic concepts, techniques, normative professionalization.

 

 

Aunque la documentación gráfica en arqueología lleva un largo camino andado se han hecho pocas reflexiones en torno a la misma. Preguntas tales como:

- cuáles han sido sus antecedentes

- cómo va evolucionando

- cuál es su base teórica

- qué formas abarca

- si requiere o no una profesionalización


En este breve artículo, y desde la experiencia de muchos años dedicada a las diversas formas de documentación arqueológica intentaremos plasmar un guión básico en torno al tema.

 

BREVE REFERENCIA A LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA DOCUMENTACIÓN GRÁFICA EN ARQUEOLOGÍA

La documentación gráfica ha ido variando a lo largo de la evolución de la Arqueología cómo ciencia, así como por la misma evolución tecnológica que ha llevado a la incorporación progresiva de nuevas técnicas.


Durante el siglo XVIII los primeros exploradores y viajeros que se consagraron al estudio de los grandes monumentos y otros objetos de la Antigüedad clásica utilizaron la técnica del dibujo para documentarlos, tratándolos en muchas ocasiones, cómo un objeto de colección.


Fig2
Conde de Caylus y lámina de su libro Recueil d’Antiquités (1752).

En el siglo XIX el dibujo va evolucionando hacia una mayor objetividad, dándole al objeto una imagen real. Además, junto al dibujo se utiliza la técnica del grabado. Francesco Piranesi, dibujante y grabador, da un enfoque estético y casi totalmente realista a algunos de sus grabados. También es remarcable en él un afán por el detalle y la descripción de la forma en la representación de esos objetos. A veces, sus ilustraciones avanzan tempranamente las convenciones que se utilizarán con posterioridad como proyecciones ortogonales con varias vistas.


Fig3
Francesco Piranesi y dos láminas de dibujos realizados entre 1804-1807 sobre materiales de Pompeya.


La fotografía se dio a conocer a partir de 1839, manteniendo una estrecha relación con el dibujo. Ambas constituyeron dos disciplinas que, sólo de modo parcial, irían separándose y delimitando sus respectivos ámbitos de actuación. Durante buena parte del siglo XIX la representación fotográfica siguió pautas y temáticas muy parecidas a las que tradicionalmente habían desarrollado la pintura y el dibujo.


Al ser la exactitud uno de sus puntos más destacables, los fotógrafos estaban en una posición óptima para proporcionar los datos que se requerían.


Fig4
Fotógrafo (Enciclopedia Ilustrada Espasa, 1924). Lámina con fotografías de L. Pericot (Archivo de Prehistoria Levantina, 1928).

 

El dibujo, a pesar de las críticas a las que tuvo que hacer frente, se utilizó para los casos en que se necesitaba interpretar. Era el mecanismo para mostrar detalles que no eran visibles con una luz uniforme, que no iban a ser apreciados en una fotografía.

 

Fig5

Luis Siret (1860-1934) y dos ejemplos de sus ilustraciones.

 

En la representación gráfica, el enfoque realista de la primera mitad del siglo XIX se irá sustituyendo, progresivamente, por un punto de vista en el que irá prevaleciendo un dibujo técnico más objetivo o científico.

 

Fig6
François Bordes y una lámina suya de útiles de sílex del Paleolítico antiguo y medio (1998).


La segunda mitad del siglo XX vino marcada por una gran renovación teórica y metodológica.


En los años 70 en Francia en el dibujo cerámico y lítico se crearon unas normas de representación gráfica seguidas en lo fundamental hasta hoy en día.


Esto va a significar la adopción de unas convenciones precisas y su aceptación mayoritaria por la comunidad científica, produciendo dibujos homogéneos que garantizan su comprensión.

 


CARACTERISTICAS DE LA DOCUMENTACION GRÁFICA ARQUEOLÓGICA

Cuando hablamos de representación gráfica en arqueología nos estamos refiriendo, además del dibujo, a todo un conjunto de tipos de representación en el que incluiríamos la fotografía, la imagen infográfica en tres dimensiones o el vídeo, entre otros. Estas últimas modalidades han ido unidas a la incorporación y avance progresivo de nuevas técnicas (cámaras de fotos, ordenadores, escáneres, etc.), toda vez que han demostrado tener una gran utilidad en el proceso de documentación y elaboración gráfica.

 

Qué comprende y qué características tiene la documentación gráfica en Arqueología:


- Ilustra la Arqueología, por tanto, es una ilustración científica en tanto es un lenguaje gráfico al servicio de la Arqueología como ciencia y por tanto un medio de documentar, clasificar, elaborar tipologías, reconstruir, interpretar, etc.


- No se está haciendo un calco de una realidad, lo que de hecho se hace es ilustrar lo que uno interpreta de esta realidad. En ello subyace siempre una teoría.


-Transmite una información: aspectos morfológicos, tipológicos, métricos, tecnológicos, etc.

 

Fig7
Ilustraciones en las que se reflejan distintos aspectos morfológicos (dibujos de la autora, excepto el dibujo de silex de Stephane Lancelot, Inrap)


-La documentación arqueológica al transmitir, tiene que utilizar un lenguaje gráfico universal entendido por todos y por lo tanto sometido en mayor o menor medida a unas normas. El dibujo arqueológico obtiene tomará del dibujo técnico varios aspectos que le serán útiles, como las técnicas y la normativa de representación (grosores de líneas, acabado, etc.) así como la geometría descriptiva que define las reglas que rigen la elaboración de las proyecciones de objetos físicos sobre superficies planas.

Con la incorporación de nuevas tecnologías se impone la normalización de nuevos lenguajes gráficos no excluyentes de los anteriores.

 

Fig8

Imágenes de manuales y de diversas normativas.

 

-Se experimenta (mediante las restituciones y recreaciones).

La reconstrucción de objetos arqueológicos tiene la doble finalidad de plasmar en un documento gráfico la investigación arqueológica y además hacerlo comprensible.

 

Fig9

Ejemplos de recreaciones y restituciones (dibujos de la autora)

 

-Unido al aspecto anterior, se divulga en el ámbito científico y se hace comprensible a la sociedad.

 

Fig10

Varios ejemplos de divulgación (dibujos de la autora)

 

-La documentación gráfica está realizada con diversas técnicas y herramientas. La variedad de resultados viene unida también a una gran variedad de tecnologías. Desde el dibujo a mano con una serie de herramientas que han perdurado a lo largo de un siglo (perfilador, compás, lápiz, cámara de fotos, etc.) a nuevas herramientas (ordenador, escáner, etc.) que se van incorporando progresivamente paralelamente a los avances tecnológicos de la sociedad.


Fig11
Herramientas utilizadas a finales del siglo XX y las utilizadas desde entonces hasta ahora para el dibujo arqueológico.

 

Fig12
Más técnicas actuales de documentación.



-Es fundamental tener claro el objetivo o resultado a conseguir para saber que técnicas y modos de representación van a ser más adecuados.


Fig13 Fig14
Diversas técnicas y diversos resultados (dibujos de la autora; a la izquierda Pobla medieval de Ifach-MARQ; a la derecha Necropoli Porta Nola,Pompeya)


-englobaría un conjunto de diversos tipos de documentos gráficos o resultados. Existen diversos tipos de representación gráfica entre los que podemos citar el dibujo manual (dibujos sombreados manualmente tanto a lápiz cómo tinta) que se aplican sobre todo a objetos morfológicamente no regulares como cerámica hecha a mano, o objetos que requiere una gran interpretación de su tecnología, como los útiles líticos. En este bloque también estarían los bocetos o croquis.

También habría infografías o documentos gráficos realizados digitalmente.

Independientemente de la técnica, infográfica o manual, el resultado final es en su mayoría la representación de una proyección plana o una representación en perspectiva. Con la obtención de datos en 3D se abren nuevas formas de representación o de transmisión de los datos (videos interactivos con acceso a información concreta desde el propio video) en los que la transmisión de una información no requiere la plasmación en una superficie plana.

 

Fig15
Ejemplos de diversos tipos de documentación gráfica (dibujos de la autora)

 

-Es innegable el peso que tiene, y ha tenido, el dibujo dentro la arqueología y, por ende, que la persona encargada de realizar la documentación gráfica esté suficientemente preparada y formada (Puche, 2007).


El dibujante arqueológico simplifica e interpreta el objeto real. Hay detalles que solo se obtienen de una minuciosa observación y estudio del objeto; dichos detalles se resaltarán e incluso se reconstruirá lo que se considere oportuno para su mejor percepción. Ha de establecer, en cada caso, cuáles de las convenciones gráficas o tecnologías son las más adecuadas, teniendo en cuenta: la naturaleza del material, la información que necesitamos transmitir, el nivel de precisión que se requiere, quién va a utilizar el dibujo terminado y cómo; es decir, a quién está destinado.


Por lo tanto, está claro que las necesidades de la ilustración arqueológica requieren la existencia de un profesional especializado que conozca bien no solo las finalidades, sino también las diversas técnicas a utilizar.


Entretanto, la ausencia de una profesionalización reglada hace que la figura del dibujante se vaya difuminando ante la presencia de profesionales de diversas técnicas (topógrafos, especialistas en fotogrametría, expertos en reconstrucción arqueológica virtual, expertos en arqueología y patrimonio cultural...) que se han ido dedicando a algún aspecto concreto de la documentación gráfica arqueológica, pero no a su totalidad.

 


CONCLUSIÓN

En conclusión, estamos en el momento idóneo para que se produzca un replanteamiento de la documentación gráfica y por tanto también de su situación profesional.

Se hace necesario que la arqueología, como ciencia, establezca unas bases y la elaboración de un cuerpo teórico en el que se determinen con claridad los objetivos de la documentación gráfica arqueológica, así como la terminología utilizada (dada la gran profusión terminológica actual: arqueología virtual, anastilosis, replicación, etc.).


Tenemos que hacer mención, en relación con un cierto resurgir de la necesidad de replantear el tema de la documentación gráfica el surgimiento de la reciente Asociación Nacional de Dibujantes e Ilustradores de Arqueología (ADARQ) y la realización de la reciente “I Jornada de dibuix i arqueologia” organizada por L’Associació d’Arqueòlegs de Catalunya(Ad’AC) y el ICAC, en colaboración con el Museu d'Arqueologia de Catalunya (MAC).

Fig16

 


Bibliografía:


ÁLVAREZ, R.; MOLIST, N., 1999: El dibuix del material arqueològic. Mètodes i tècniques de representació gràfica de materials arqueològics. Barcelona: Societat Catalana d’Arqueologia.

ÁLVAREZ, R.; FONOLLA, A.; MACIAS, J. M.; MESTRES, E.; MOLIST, N., 1997: I Jornada de dibuixants d’arqueologia i patrimoni (Badalona, 1977). Museu d’Arqueologia de Catalunya-Badalona.

BARCELÓ, J. A.; ORIOL, V., 2011: “Qué hacer con un modelo arqueológico virtual. Aplicaciones de la inteligencia artificial en visualización científica”. Virtual Archaeology Review, 2 (4), 53-57.

BENITO, J. M., 2007: “Dibujo digital del material lítico prehistórico. Consejos básicos para mejorar la cualificación profesional en prehistoria y arqueología”. ArqueoWeb, 9 (1).

BORDES, F., 1998: Typologie du paléolithique ancien et moyen. Paris: CNRS.

LAMBOGLIA, N., 1972: “La ceramica come mezzo e la ceramica come fine”. Atti del convegno internazionale I problemi della ceramica romana di Ravenna, della Valle padana e dell’alto Adriatico (Ravenna, 1969), 37-41. Bologna: Arnaldo Forni.

MONGE, G., 1847: Géométrie descriptive. Paris: Bachelier.

MORENO, A.; QUIXAL, D., 2012-2013: “Bordes, bases e informes: El dibujo arqueológico de material cerámico y la fotografía digital”. ArqueoWeb, 14,178-214

PUCHE, J. M., 2007: La formación y definición de un caso particular dentro de la arqueología. El arqueólogo dibujante. Texto Conferencia FORDAR’07.




 

Vuelta al Índice

 

Deja tus comentarios

0
Faltan claves reCAPTCHA
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
Joomla 3.0 Templates - by Joomlage.com