LA LINDE, 7-2016.

Cómo está la profesión...!

 

I FESTIVAL DE CINE ARQUEOLÓGICO DE CASTILLA Y LEÓN. 

 

 

 

Carlos Merino Bellido y Laura Cabanillas Rovira.

Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica.  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

  

Cartel oficial Festival de cine arqueolgico




Resumen: Dentro de las actividades de la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica destaca la realización del I Festival de Cine Arqueológico de Castilla y León. La idea de organizar un evento de estas características surgió ya hace unos años asociado al objetivo de socialización y sensibilización con la arqueología, el patrimonio y la cultura que la Asociación viene desarrollando desde hace casi una década. La creación de un Festival de este género destaca la interesante relación entre cine y arqueología que no es otra que entre ciencia y sociedad por medio de un vasto canal de comunicación que es el cine.


Palabras claveCine arqueológico, festival, difusión, arqueología, asociación, cortometraje.


Abstract: Among the activities of the Scientific-Cultural Association Zamora Protohistórica highlights the realization of the Ist Archaeological Film Festival of Castilla y León. The idea of organizing an event of this nature emerged years ago linked to the goal of socialization and sensitivity with archaeology, heritage and culture, that the Association has been developing for almost a decade. The creation of a Festival of this features emphasize the interesting relationship between cinema and archaeology, which is among science and society through a vast communication channel that is cinema.


Key words: Archaeological film, festival, diffusion, archaeology, association, short film.

 

Breve introducción a las Actividades de la Asociación

A modo de presentación, hemos de señalar que la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica (PIDPAZ) nació en el año 2009 formada por un grupo de jóvenes zamoranos inquietos, los cuales acababan, o estaban a punto de ello, la carrera de Historia. Desde un principio se estableció la provincia de Zamora como base de operaciones en las que llevar a cabo distintos trabajos científicos.


Las primeras acciones se centraron en las excavaciones del yacimiento prehistórico de Peñas de la Cerca en el entorno de Sanabria (Zamora) en el año 2007, y posteriormente, se combinaron con las excavaciones del yacimiento visigodo de El Castillón en Santa Eulalia de Tábara (Zamora). Estos proyectos de excavación arqueológica fueron el resultado de presupuestos mínimos y una gran colaboración y esfuerzo por parte de los miembros de la asociación y los voluntarios nacionales e internacionales que han ayudado a que el proyecto continúe adelante.


Taller en Puebla de Sanabria sobre Peas de la Cerca
Taller en Puebla de Sanabria sobre Peñas de la Cerca

 


Taller de prehistoria en Puebla de Sanabria
Taller de prehistoria en Puebla de Sanabria


Ya desde aquellos inicios comenzamos a trabajar la idea de la relación entre arqueología y sociedad, es decir, no sólo centrarnos en aspectos científicos, sino trasmitir los conocimientos que extraemos de la tierra y compartirlos con “el pueblo”, por un lado a la población local que no es otra que la heredera directa y la principal defensora de su patrimonio y por otro al resto de la sociedad. Para ello hemos creado diferentes actividades como talleres, visitas guiadas al yacimiento, excursiones, etc. Aunque todas las actividades están dirigidas hacia todos los públicos y edades hemos trabajado con más énfasis con los más pequeños quienes a fin de cuentas serán el futuro y el éxito de todos los proyectos creados en este momento.


Trabajos arqueolgicos en el castro de El Castilln
Trabajos arqueológicos en el castro de El Castillón

 


Taller de arqueometalrgia en Santa Eulalia de TbaraTaller de arqueometalúrgia en Santa Eulalia de Tábara


En 2011 la Asociación organizó las I Jornadas de Arqueología del Valle del Duero en Zamora dirigidas a crear un espacio en el que investigadores plasmaran sus trabajos e investigaciones arqueológicas enfocadas en el Valle del Duero. Estas jornadas han sido un referente en la difusión de la arqueología a nivel provincial y nacional. Esto ha hecho que distintas universidades y museos apoyaran la idea y fuese posible la organización de las Jornadas en León (2012), Salamanca (2013), Segovia (2014), Valladolid (2015) y que este año traspasemos fronteras por primera vez, organizando el trabajo junto a la Universidade do Minho, el DRCN y el LabPT2, para organizar las VI Jornadas en Oporto (2016).


Continuando con la idea de estrechar lazos y establecer relaciones entre investigadores se han realizado hasta el momento dos congresos internacionales con presencia de investigadores franceses, portugueses, italianos, británicos, etc.


V Jornadas de Jvenes Investigadores en el Valle del Duero en Valladolid
V Jornadas de Jóvenes Investigadores en el Valle del Duero en Valladolid


Otra de las actividades que recientemente hemos comenzado a realizar es la visita ciclista al castro de El Castillón en Santa Eulalia de Tábara (Zamora) con gran éxito de participación. Con ello pretendemos fomentar el deporte saludable y al mismo tiempo la sensibilización con el medio ambiente, la naturaleza y el patrimonio. Poco a poco continuamos trabajando en la elaboración de más rutas y recorridos en otras áreas, con el objetivo de seguir desarrollando este recurso turístico y cultural.

Ruta ciclista hacia el yacimiento arqueolgico de El Castilln. 2
Ruta ciclista hacia el yacimiento arqueológico de El Castillón.

 

¿Por qué un festival de cine arqueológico? Formación y estructura

Continuando con la filosofía de vincular y relacionar la arqueología con otros campos y disciplinas surgió la idea de organizar un festival de cine arqueológico. Una referencia muy importante con la que hemos trabajado es la experiencia de otros festivales ya consagrados, como es el caso del Festival Internacional de Bidasoa con más de una década de recorrido.


Cartel oficial Festival de cine arqueolgico
Cartel oficial del Festival


En nuestro caso, y como novatos en el tema, el objetivo ha sido crear un espacio consecuente a nuestros recursos, que diera cabida a personas que trabajen la arqueología desde el plano audiovisual y creativo. Lo primero fue establecer el formato de los trabajos en cortometrajes no superiores a 30 minutos y crear dos categorías donde presentarlos: Documental y Docu-denucia. Con ello también animamos a creadores de distintas disciplinas a tratar el mundo de la arqueología desde distintas perspectivas como la crítica, sátira, humor o el drama. La elección del lugar para celebrar el Festival ha sido Zamora por los vínculos que la asociación tiene con la ciudad y por los recursos que la misma aporta.


Quizás uno de los puntos en los que hemos debatido más ha sido en la organización de las diferentes las fases del festival. Por un lado contamos con la ciudad de Zamora y tres días para proyectar los cortometrajes, y por otro, nos encontrábamos a ciegas en relación al número de participantes en el festival. Esta incertidumbre de factor tiempo a la hora de proyectar todos los cortos en concurso nos hizo pensar en crear dos fases: una virtual y otra física en la ciudad de Zamora. La primera fase (fase virtual) se definió como un formato en el que durante un periodo de 15 días se volcaran, desde la página web del Festival, todos los trabajos a la plataforma de internet Youtube y fuera la gente desde una perspectiva pública quien visualizara y votara los cortos dentro de las dos categorías. Los 4 cortos más votados en ambas categorías pasarían a la segunda fase (fase final) celebrada en el Paraninfo del Colegio Universitario de Zamora. La elección de los ganadores en esta segunda fase sería evaluada por un jurado formado por profesionales del patrimonio y de los medios audiovisuales.


La fase final, y que posteriormente describiremos, quedaría dividida en tres actos correspondientes a los tres días de Festival. El primer día se celebró la inauguración y se proyectó el documental sobre las excavaciones arqueológicas de El Castillón. El segundo día se rindió un homenaje a la película El Tesoro de Antonio Mercero junto con una mesa redonda para debatir la relación entre arqueología y cine. El tercer y último día estaba dedicado a la proyección de los ocho cortos finalistas y entrega de premios.

 

Proyección del documental: “El Castillón: un enclave tardoantiguo entre suevos y visigodos”

El viernes 1 de abril se llevó a cabo la inauguración del Festival con la proyección de un documental cuya grabación se remonta a los inicios del proceso de excavación de El Castillón (Santa Eulalia de Tábara, Zamora) hasta el 2015. Se trata de un vídeo de poco más de media hora de duración en el que se narran los trabajos realizados en el yacimiento, pero que también incide en conocer la experiencia de los voluntarios de diferentes universidades nacionales e internacionales, así como las labores de divulgación científica y social.

 

fotograma2
Fotograma del documental “El Castillón: un enclave tardoantiguo entre suevos y visigodos”.


Su objetivo no es el público especializado, ya que encontramos en la población local (tanto a nivel de Santa Eulalia de Tábara como de la propia provincia de Zamora) un receptor ideal, al ser, de algún modo, guardianes del propio yacimiento de El Castillón, y tener derecho a conocer quiénes trabajamos en él, qué hacemos con las estructuras y piezas halladas, el motivo de su importancia, y qué uso damos a todas ellas y la información que éstas generan. Sin embargo, también estamos interesados en que el vídeo sea reproducido a nivel estatal e internacional, para ser ejemplo de proyecto sostenible, inclusivo y divulgador, así como mostrar la riqueza del patrimonio arqueológico zamorano.


Por todo ello, este documental no se realizó con pretensiones cinematográficas, sino informativas, por lo que su proyección como apertura del Festival pretendió ser una carta de presentación de la Asociación Científico Cultural Zamora Protohistórica, y dar a conocer al público asistente nuestro carácter divulgador, del que surgió este evento.

 

Proyección de la película “El Tesoro” y mesa redonda

La tarde del sábado comenzó con el visionado de la película “El Tesoro”, de Antonio Mercero (1990), basada en la obra homónima de Miguel Delibes, elegida debido al ser una de las pocas que trata el tema de la arqueología española, y la única sobre un yacimiento zamorano. Se tuvo además el honor de contar en la mesa redonda con el arqueólogo José Antonio Rodríguez Marcos (Universidad de Burgos), protagonista real de los hechos ocurridos en el Castro de Arrabalde, lo que dio la oportunidad a los asistentes de escuchar tanto su experiencia personal como profesional. Fue curioso cómo la película despertó risas ante las situaciones rocambolescas a las que se ven forzados los protagonistas. Estas situaciones fueron trasladadas a la mesa redonda, compuesta por José Antonio Rodríguez Marcos (Universidad de Burgos) como Arqueólogo, Carlos Merino Bellido (Zamora Protohistórica) como Técnico en Patrimonio, el Concejal de Turismo Christoph Karl Abert Kaspar Strieder (Ayuntamiento de Zamora) y el periodista José Pichel Andrés (Agencia de noticias DiCYT), moderada por Óscar Rodríguez Monterrubio de Zamora Protohistórica.


Mesa redonda
Mesa redonda posterior a la proyección de “El Tesoro”.


Se llevaron a debate cuestiones como la perspectiva del trabajo del arqueólogo en la sociedad, muchas veces visto como un enemigo, que paraliza obras de mejora en el urbanismo, o intruso en el patrimonio de una localidad que “vaya usted a saber qué harán con lo que encuentran”. Del retrato del arqueólogo, en la película, surgieron comentarios acerca del intento del director por tratar dar una visión científica, y no romántica, del mismo. Estas dos últimas cuestiones dieron lugar a un intenso debate sobre qué hacemos bien y mal, desde nuestra profesión, para venderla al público en los medios, desmitificarla, pero a la vez darle un papel amable: hubo quienes se posicionaron a favor del “Indiana Jones”, a quienes muchos motivó para estudiar la disciplina, y quienes prefieren un arqueólogo científico. Cómo lograr que cale el sentimiento de protección del Patrimonio entre la ciudadanía no es, en definitiva, una cuestión de consenso hoy en día.


También mencionado fue el papel de la mujer –arqueóloga- en la película: motivo de chanza, fue su vestimenta (shorts, top de tirantes...), que en un mundo real hubiera expuesto a la protagonista a toda clase de picaduras, heridas y quemaduras solares. Ahí comenzó un ligero debate, sobre todo una vez finalizada la mesa redonda, sobre las experiencias en la profesión como mujer. Si bien hoy en día se respira un ambiente de igualdad en la profesión, sí hubo compañeras que han sufrido algún tipo de discriminación. Ello llevó a reflexionar sobre cómo la protagonista, también arqueóloga, veía resaltado su papel como amante, futura madre, temerosa y débil.


Un momento curioso lo protagonizó un vecino de Zamora, que se acercó al evento voluntariamente, cuya intervención en la mesa redonda la utilizó no para hablar sobre la película o el papel de la Arqueología en los medios, sino para preguntar a los ponentes sobre la posible localización de una iglesia medieval en la ciudad. Esto nos lleva a pensar, ante la escasez de asistentes al Festival de fuera del gremio, qué puede motivar a un ciudadano a asistir a un encuentro sobre Arqueología, qué esperan de nosotros, y qué podemos ofrecerles. Este ciudadano, eligió dedicar una tarde de su vida a ver una película y escuchar todo un debate sobre Patrimonio, sólo para que uno de los asistentes le resolviera una duda acerca de algo que ha oído, visto, o intuido entre las estructuras de su barrio. Quizás, a modo de autocrítica profesional, realicemos ciertos eventos de divulgación para los que la ciudadanía adulta (ya que en las escuelas sí se trata de involucrar a los niños) en ocasiones no se siente invitada o partícipe, o simplemente no las considera atractivas.

 

Proyección de los cortometrajes finalistas, elección de los ganadores y clausura del Festival

La elección de los finalistas se realizó mediante la plataforma Youtube, seleccionando a aquellos vídeos que más “Me Gusta” habían recibido; una vez conocidos los finalistas, era un jurado compuesto por Raquel Portilla Casado y Laura Cabanillas Rovira (Zamora Protohistórica), Esteban Álvarez Fernández (Universidad de Salamanca), María Teresa Conesa Navarro (Filmoteca de Castilla y León) y María Eugenia Cabezas Carrera (Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Zamora) quien decidió el ganador puntuando sobre 5 aspectos como “Calidad Técnica”, “Imagen”, “Sonido y Música”, “Fotografía”, “Estructura Narrativa” y “Originalidad”. Como ejercicio de juico o crítica, para próximas ediciones del Festival cambiaremos el método de criba inicial, ya que detectamos que se realizó voto “mediático” o masivo en ciertos vídeos, un método lícito por otra parte, pero que dejó injustamente fuera de la final magníficos cortometrajes que confiaron en el criterio del público y no realizaron esta campaña de divulgación para obtener el mayor número de votos posible. También se dio la situación de encontrar cortometrajes en la categoría finalista de “Docu-denuncia” que no eran propiamente una denuncia: corregiremos esto, probablemente estableciendo primero una selección de jurado y finalmente una de público, y clarificaremos las categorías para próximos años. Sin embargo, nos gustaría dejar constancia de la justa y merecida victoria de los cortometrajes finalistas.


Dicho esto, la mañana del domingo se destinó al visionado de los vídeos y posterior entrega de premios.

IMG 1120
Christoph K.A.K. Strieder, Concejal de Turismo, nombrando al primer ganador del Viriato de Oro.

 


En la categoría “Documentales”:


- Rui Pedro Lamy (Portugal): "El Oro de Tresminas - Tecnología Minera Romana", un recorrido sobre la explotación aurífera romana en el norte de Portugal. https://www.youtube.com/watch?v=TYZwYSJV7N4


- Pedro Peña (Alicante): "Reconstrucción virtual del Templo Ibérico de La Alcudia de Elche", vídeo que muestra la reconstrucción virtual del Templo Ibérico de La Alcudia (Elche). https://www.youtube.com/watch?v=4BZHWfOAqeo


- Pablo Alonso (Asturias): "Arqueología agraria: La formación de los paisajes en el noroeste peninsular", sobre los trabajos de arqueología agraria llevados a cabo en Vigaña (Asturias). https://www.youtube.com/watch?v=IQwUDk2b7dg


- António Batarda (Portugal): "Uma visita ao Parque Arqueológico do Vale do Côa", que supone una experiencia de visita en vídeo al Valle do Côa. https://vimeo.com/97408142


Categoría “Docu-denuncia”:


- Javier Dávila (Ávila): "Nunca te olvidaré. La leyenda del Castillo de Manqueospese", un vuelo de dron sobre dicho castillo. https://www.youtube.com/watch?v=ycprCrd9-qA


- Desirée Fernández (Cáceres): "Castillo de Portezuelo, la encrucijada de una ruina", una denuncia del estado de conservación del castillo y la escasez de investigación sobre él. https://www.youtube.com/watch?v=zK-nbowQd74


- Juan I. García (Salamanca): "Arqueoart: (V)Idearivm", una reflexión sobre la Humanidad a golpe de imagen desde un punto de vista arqueológico. https://www.youtube.com/watch?v=cvW1dXrTOmY


- Jean-Charles Regonesi (Francia): "Sur Terre", un documental poético sobre el trabajo paleontológico en un yacimiento del Suroeste de Francia. https://www.youtube.com/watch?v=O68h7J3rk6o


Los ganadores del Viriato de Oro fueron Rui Pedro Lamy por “El Oro de Tresminas – Tecnologia Minera Romana” y Jean-Charles Regonesi por “Sur Terre”; el Viriato de Plata fue entregado a Pablo Alonso por “Arqueología agraria: La formación de los paisajes en el noroeste peninsular” y Juan I. García por “Arqueoart: (V)Idearivm”.


IMG 1141
Ganadores y finalistas del I Festival de Cine Arqueológico de Castilla y León.

 

La elección de Viriato de Oro como símbolo del Festival se realizó debido al carácter icónico de este personaje para la ciudad de Zamora, acompañado de un jalón y un paletín como elementos identificativos del arqueólogo, dando lugar a una estatuilla de carácter gracioso y amable.



IMG 1072Viriato de Oro y Viriato de Plata.


Con esta entrega de premios, desde Zamora Protohistórica hemos intentado fomentar la creación artística de vídeos relacionados con la Arqueología, con objetivo de acercar de un modo atractivo nuestro trabajo a la sociedad, y realizar también denuncias acerca del abandono patrimonial que sufren nuestros bienes arqueológicos, es decir, utilizar este I Festival como un canal de difusión.

 

Unas breves conclusiones

Para finalizar este artículo son muchas las conclusiones que podríamos describir aquí, puesto que todo el recorrido de la organización del festival ha sido aprender.


Aprender con las creaciones de los artistas que nos han trasportado, desde distintas realidades, a horizontes lejanos que ahora quizás sean más cercanos, y a horizontes cercanos que hemos redescubierto otra vez o que, como suele ocurrir a menudo, eran tan cercanos que los desconocíamos.


Y claro está, aprender de nuestros errores ejerciendo la autocrítica como base para mejorar en el futuro. Uno de los primeros puntos a reflexionar es sobre el formato de la primera fase del Festival. Por un lado, esta fórmula consigue llegar a más público, de forma que es relativamente sencillo acceder a internet y sentarse, sólo o acompañado, a ver y valorar los cortos. Por otro lado hemos pensado que este procedimiento no es del todo justo puesto que nos encontramos con el factor de la publicidad, es decir, las redes y canales que cada creador utiliza para que su trabajo sea visualizado por el máximo de público posible. En este sentido el éxito o no del cortometraje, en gran medida, está determinado en función de la capacidad publicitaria de cada uno de los participantes. Este hecho ha sido interesante y muy debatido entre nosotros. Bien es cierto que por un lado fomenta la competición entre los participantes de forma pública, pero por otro se nos presenta la duda sobre la objetividad, es decir, ¿Somos capaces de votar objetivamente sobre trabajos que nos son conocidos o ajenos?


Otro punto que debemos trabajar más para posteriores ediciones son los canales de comunicación para publicitar la asistencia al Festival. En este caso resulta interesante la comparación entre el número de participantes y de asistentes ya que al ser el primer festival no contábamos con datos para trabajar. El número de participantes superó la expectativa con 25 cortometrajes lo cual demuestra y justifica este tipo de eventos. Por el contrario, el número de asistentes fue entorno a 50 personas el primer día y 30 los dos siguientes lo cual significa que no hemos llegado a todo el público por lo que deberemos valorar los canales de comunicación que hemos utilizado, la capacidad de traslado desde lugares cercanos y lejanos, y las fechas propuestas para el evento.


Ese festival ha servido para crear un espacio de encuentro en el que compartir y difundir los trabajos creativos de personas de lugares muy variados como Chile, Italia, Portugal, España o Francia. Se han generado debates muy interesantes en torno a la visión de la arqueología por la sociedad o la forma que tienen, quienes trabajan en arqueología, de trasmitir y hacer atractiva la historia de cada lugar. Sin duda debates que ofrecen reflexión y oportunidades para nuevos campos de acción para el futuro desde la propia organización del Festival como por parte de nuevos proyectos creativos.




 

Vuelta al Índice

 

Deja tus comentarios

0
Faltan claves reCAPTCHA
terminos y condiciones.
  • No se han encontrado comentarios
Joomla 3.0 Templates - by Joomlage.com